Nueva Opinión de la EFSA Sobre el Dióxido de Titanio
El Dióxido de Titanio es un ingrediente ampliamente utilizado en productos cosméticos y de cuidado personal. También se utiliza en medicamentos y es un aditivo alimentario autorizado en la UE y EE. UU. A petición de la Comisión Europea, el Panel de la EFSA sobre aditivos alimentarios y aromatizantes (FAF) revisó los nuevos datos disponibles sobre este ingrediente, y publicó una evaluación actualizada sobre el dióxido de titanio como aditivo alimentario.

DIÓXIDO DE TITANIO COMO INGREDIENTE Y SU USO

El Dióxido de Titanio es un mineral natural que se extrae de la tierra y se procesa y purifica para su uso en productos de consumo. En cosméticos y productos para el cuidado personal, el Dióxido de Titanio se utiliza como colorante, opacificante, absorbente de UV y filtro de UV. Cuando se utiliza como colorante en la Unión Europea (UE), se debe utilizar el nombre INCI CI 77891.

De acuerdo con el Reglamento Europeo (CE) Nº 1223/2009 sobre los productos cosméticos, el Dióxido de Titanio está incluido en la lista de los filtros ultravioleta admitidos en los productos cosméticos (Anexo VI) y en la lista de colorantes admitidos en los productos cosméticos (Anexo IV).

El Dióxido de Titanio, en su forma nanométrica, también es un ingrediente cosmético aprobado, si se utiliza como filtro UV (incluido en el anexo VI del Reglamento) en productos de protección solar. El Comité Científico de Seguridad del Consumidor (SCCS –Scientific Committee on Consumer Safety) de la Comisión Europea evaluó el uso de nanopartículas de dióxido de titanio y concluyó que era seguro como filtro UV cuando se usaba hasta un 25% en protectores solares. Sin embargo, no se puede utilizar en aplicaciones que puedan conducir a la exposición por inhalación del consumidor.

En una de sus opiniones (SCCS/1617/20), el SCCS concluyó que el uso de dióxido de titanio pigmentario (hasta una concentración del 25%) no es seguro para los consumidores o peluqueros cuando se usa en productos típicos en aerosol para peinar el cabello. Este ingrediente, hasta la misma concentración, se consideró seguro para el consumidor cuando se usa en polvos sueltos en una aplicación típica de maquillaje facial.

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA – Food and Drug Administration) enumera el Dióxido de Titanio como un colorante en productos, incluidos cosméticos y productos de cuidado personal que se aplican a los labios y el área de los ojos, siempre que cumpla con ciertas especificaciones. El Dióxido de Titanio también es un colorante aprobado para alimentos, medicamentos y dispositivos médicos. La FDA incluye el Dióxido de Titanio en su lista de aditivos alimentarios indirectos.

El Dióxido de Titanio también está aprobado como colorante alimentario (E 171) en la Unión Europea (UE). Los productos de panadería fina, las sopas, los caldos, las ensaladas y las salsas son las principales categorías que contribuyen a la exposición al Dóxido de Titanio de los consumidores en la dieta.

OPINIÓN RECIENTE DE LA EFSA SOBRE EL DIÓXIDO DE TITANIO COMO ADITIVO ALIMENTARIO

Tras revisar toda la evidencia científica relevante disponible, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA – European Food Safety Authority) publicó recientemente una nueva opinión sobre el Dióxido de Titanio (E 171) como aditivo alimentario, que actualizó una opinión anterior emitida en 2016. La nueva literatura disponible incluía datos obtenidos con nanopartículas de dióxido de titanio y datos de un estudio extendido de toxicidad reproductiva de una generación. El Panel destacó la incertidumbre en torno a la caracterización del material cuando se usa como aditivo alimentario, en particular con respecto al tamaño de partícula y la distribución del tamaño de partícula del Dióxido de Titanio usado como E 171.

La evidencia de efectos tóxicos generales no fue concluyente, pero no se pudo descartar una preocupación por la genotoxicidad de las partículas de dióxido de titanio. No hubo una correlación clara entre las propiedades físico-químicas de las partículas de Dióxido de Titanio y los resultados de los ensayos de genotoxicidad (in vitro e in vivo).

La EFSA no pudo establecer un nivel seguro para la ingesta diaria como aditivo alimentario. Por lo tanto, el Panel concluyó que el E 171 ya no puede considerarse seguro cuando se usa como aditivo alimentario.

Los gestores de riesgos (es decir, la Comisión Europea, los Estados miembros) utilizarán el asesoramiento científico de la EFSA para informar cualquier decisión que tomen sobre posibles acciones regulatorias, con el fin de garantizar la protección de los consumidores.

Esta evaluación se realizó con respecto a los riesgos del Dióxido de Titanio como aditivo alimentario, y no se relacionó con otros usos. Por lo tanto, el uso de Dióxido de Titanio en producto cosmético sigue siendo considerado de seguro, siempre que se utilice en las condiciones establecidas en el Reglamento Europeo de Cosméticos.

Referencias:

  1. Regulation (EC) No 1223/2009 of the European Parliament and of the Council of 30 November 2009 on cosmetic products.
  2. European Food Safety Authority (EFSA) Panel on Food Additives and Flavourings (FAF). Safety assessment of titanium dioxide (E171) as a food additive. March 2021. Available at: https://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/6585
  3.  European Food Safety Authority (EFSA) i Panel on Food Additives and Nutrient Sources added to Food (ANS). Re-evaluation of titanium dioxide (E 171) as a food additive. June 2016. Available at: https://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/4545
  4. Scientific Committee on Consumer Safety (SCCS). Opinion on Titanium Dioxide (TiO2) used in cosmetic products that lead to exposure by inhalation. Available at: https://ec.europa.eu/health/sites/default/files/scientific_committees/consumer_safety/docs/sccs_o_238.pdf

further
reading

noticias y actualidad

La Persona Responsable en la UE

En la Unión Europea solo se pueden comercializar productos cosméticos para los que se designe una Persona Responsable en la UE. La Persona Responsable deberá velar por el pleno cumplimiento del Reglamento Europeo sobre los Productos Cosméticos.

Read More »
noticias y actualidad

Ley Francesa Contra el Desperdicio

La Loi relative à la lute contre le gaspillage et a l’économie circulaire (Ley de lucha contra el desperdicio para la economía circular) entró oficialmente en vigor en Francia en 2020. Algunos requisitos se hicieron obligatorios a principios de este año, como el logotipo Triman. La Ley prevé la prohibición de todos los plásticos de un solo uso para 2040.

Read More »
noticias y actualidad

Opinión Preliminar del SCCS Sobre el 4-MBC

En 2019, la Comisión Europea estableció dos listas de ingredientes sospechosos de tener propiedades de alteración endocrina. El 4-MBC (filtro UV) se incluyó en el grupo de mayor prioridad y la Comisión Europea pidió al SCCS que llevara a cabo una evaluación de seguridad de este ingrediente. Se publicó la versión preliminar del dictamen solicitado.

Read More »
noticias y actualidad

Revisión del SCCS del Dictamen Sobre la Vitamina A

El SCCS publicó la versión preliminar de su revisión del dictamen científico sobre la vitamina A (retinol, palmitato de retinilo y acetato de retinilo). La fecha límite para comentarios se fijó para el 7 de febrero.

Read More »
noticias y actualidad

Restricción de Octocrileno en Productos Cosméticos en la Unión Europea

En 2019, la Comisión Europea estableció una lista de prioridades de posibles disruptores endocrinos. El octocrileno era uno de los ingredientes de esa lista y se pidió al SCCS que evaluara su seguridad. El Reglamento Europeo sobre Cosméticos se modificará de acuerdo con las conclusiones del SCCS en dicha evaluación.

Read More »
Health Canada Cosmetics
noticias y actualidad

Reglamentos de Productos Cosméticos en Canadá

Los cosméticos disponibles en el mercado canadiense están regulados por Health Canada y deben cumplir con el Food and Drugs Act, el Cosmetic Regulation y el Consumer Packaging and Labelling Act. Todos los productos cosméticos deben ser seguros y no deben suponer un riesgo para salud de los consumidores, por lo que deben fabricarse, prepararse, conservarse, envasarse y almacenarse en condiciones sanitarias.

Read More »